Estrabismo

¿Qué es el estrabismo?

El estrabismo es la falta de alineamiento de los ejes visuales, es decir, cuando un ojo se encuentra desviado con respecto al otro. Muchas son las causas por las que puede aparecer un estrabismo, sobre todo en los primeros años de vida (hasta los 9-10 años), cuando nuestro sistema visual se desarrolla:

 

  • Defectos refractivos. A veces, graduaciones elevadas bien en un solo ojo, o bien en los dos, pueden ser pasadas por alto y crear un desalineamiento ocular debido al desenfoque o al esfuerzo por tratar de enfocarlas.
  • Falta de transparencia de medios oculares. Cataratas congénitas, malformaciones congénitas que afecten a la pupila o a la retina (colobomas), cicatrices, etc, pueden “anular” la visión de un ojo con la correspondiente pérdida de fijación.
  • Estrabismos congénitos por paresias musculares y/o trastornos neurológicos que afecten al correcto desarrollo de la visión.

Los movimientos oculares están controlados por seis músculos: dos mueven cada ojo hacia la derecha y a la izquierda, y los otros cuatro lo mueven hacia arriba, abajo y lo giran. Para que ambos ojos estén alineados fijando en el mismo punto, los doce músculos deben estar balanceados, trabajando en consonancia los de un lado con los del otro. Cuando este “equilibrio” se pierde se manifiesta un desalineamiento o estrabismo.

¿Qué es la ambliopía u ojo vago?

Llamamos ojo vago o ambliope a un ojo sano que tiene una agudeza visual disminuida incluso con la mejor corrección refractiva. En niños, podemos decir que la principal alteración visual es la ambliopía, y en su mayor parte es provocada por la existencia previa de un estrabismo.

 

Las ambliopías se pueden clasificar según la causa, encontrando ambliopías estrábicas, anisometrópicas (por diferencia de graduación entre un ojo y otro) y/o por deprivación.

 

El desencadenante en los casos de ambliopías anisometrópicas e isometrópicas es la presencia de imágenes retinianas borrosas debido al error refractivo. Pero en el caso de anisometropías, se producen imágenes retinianas desiguales entre los dos ojos. En los estrabismos, se reciben las imágenes en zonas distintas de la retina/fóvea por la desviación de un ojo con respecto al punto de fijación. En las ambliopías por deprivación se produce una falta de estimulación como puede ocurrir en los casos de caída palpebral o catarata congénita.

 

La disminución de la agudeza visual en anisométropes está directamente relacionada con la cuantía del error refractivo, y cuanto mayor sea la graduación menor será la agudeza visual. Es importante mencionar que se necesita mayor error refractivo para producir una ambliopía en un miope que en un hipermétrope. En los estrabismos, la agudeza visual es independiente del ángulo de desviación.

¿Cómo se trata la ambliopía u ojo vago?

De todas las técnicas microquirúrgicas que se utilizan en Oculoplastia, la blefaroplastia es la más frecuente, ya que este tratamiento elimina las “bolsas” de los párpados o párpados caídos. El procedimiento consiste en extraer la grasa al mismo tiempo que exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. La cirugía puede corregir la separación de los párpados superiores y embolsamiento de la parte inferior de los ojos, rasgos que pueden hacer que una persona se vea más vieja y más cansada de lo que se siente, pudiendo en algunos casos incluso interferir con la visión. Sin embargo, este procedimiento no elimina las arrugas o llamadas «patas de gallo»; casi no elimina los círculos oscuros por debajo de los ojos ni levanta las cejas caídas, ya que esto será solucionado por otras técnicas. Las intervenciones se realizarán con anestesia local y bajo sedación, lo que permite al paciente estar despierto pero muy relajado y que no sienta nada de dolor. El tratamiento de las arrugas perioculares puede ser llevado a cabo también mediante inyección de toxina botulínica en puntos estratégicos de la región periocular, consiguiendo una importante atenuación de las arrugas sin restar expresividad a la cara, y siendo totalmente reversible en 6 meses. 

Órbita y Párpados

El tratamiento más efectivo será aquel que no únicamente trate la disminución de la agudeza visual, sino las demás alteraciones presentes. El primer paso será corregir al máximo el error refractivo. Con esto obtendremos una imagen retiniana nítida que ayude a la estimulación de la fusión. Si la rivalidad entre el “ojo bueno” y el ojo vago es tal que siempre predomina la fijación del “ojo bueno”, se pueden añadir tratamientos como oclusión con parche y/o terapia visual.

Consultorio

Carrera 13 #94 A – 25 / Cetro Ejecutivo Castilla, Consultorio 305 / Bogotá

Teléfonos

+57 319 338 33 56 / (571) 466 09 58

Correo

contacto@inandeyes.com